body-5018055_1920.jpg

RECONSTRUCCIÓN DE OREJA

(MICROTIA)

La microtia es una deformidad congénita del oído externo en la que el oído no se desarrolla por completo durante el primer trimestre del embarazo. Ocurre en 1 de cada 5000 nacimientos, aunque las tasas varían dependiendo del origen étnico. En el 90% de los casos, solo afecta a un oído, normalmente el derecho, y es más común en los hombres. La microtia describe el oído externo, pero a menudo está asociada con la ausencia del canal auditivo (denominado atresia de canal o atresia auricular), o con un canal auditivo extremadamente estrecho (estenosis de canal).

 

La reconstrucción de la malformación del oído externo no se puede hacer justo después del nacimiento. Alrededor de los ocho a diez años de edad, el cartílago en las costillas del niño es lo suficientemente robusto y grueso para producir una estructura para la reconstrucción. También es más fácil extraer el injerto de cartílago en un niño mayor y además se evita una deformidad en la pared del pecho. Por otro lado, hay una importante razón psicológica para esperar. La atención postoperatoria puede ser muy difícil para el niño y para todos los que están implicados en su atención. Es importante que el niño tenga la edad suficiente para entender y personalmente "acceder" a la cirugía.

 

Las opciones reconstructivas para este tipo de padecimiento son las siguientes:

 

• Reconstrucción quirúrgica con injerto del cartílago de las costillas.

 

◦ Hay varias técnicas de reconstrucción con injerto de cartílago de las costillas. Todas implican tomar cartílago de las costillas del pecho durante la primera etapa y esculpirlo en una estructura con una forma parecida a una oreja. Luego, esta estructura se implanta en un bulto de piel debajo del cuero cabelludo en el cráneo en donde se encontrará la oreja nueva. La estructura de cartílago recién creada se vuelve parte del tejido vivo del paciente y se incorpora después de 3 o 4 meses, punto en el que se realiza la segunda etapa de la cirugía. En la segunda etapa, se hacen incisiones detrás de la oreja para liberar la oreja de la piel del cuero cabelludo, y la estructura de cartílago se levanta para darle una proyección adecuada. Luego se utiliza un injerto de piel para ayudar a cubrir la parte trasera de la oreja que se acaba de levantar. Algunas veces, se realizan etapas menores adicionales para mejorar la forma de la oreja, atender la aparición de cicatrices, o para proyectar la oreja aún más.

 

• Reconstrucción quirúrgica con injerto MedPor.

 

◦ La cirugía de injerto MedPor utiliza una estructura de polietileno poroso sintético prefabricado, lo que elimina la necesidad de extraer cartílago de las costillas. El implante se cubre con tejido del cuero cabelludo. Esto se puede lograr sólo con una cirugía y se puede realizar incluso desde los tres años de edad. 

 

Prótesis.

 

Con un buen anaplastólogo (un especialista que crea prótesis), se puede hacer que una prótesis de oreja se vea muy real. Una prótesis de oreja puede usarse con un adhesivo o al ponerse en un sistema de anclaje para permitir que se ajuste de forma segura (lo que requiere de una cirugía menor para colocarse). 

 

Durante la visita clínica, se examinará y diagnosticará a su hijo. Posteriormente recibirá toda la información acerca de esta enfermedad y se discutirán las posibles opciones terapéuticas, así como el plan de tratamiento específico más adecuado para su caso.

Resultados