woman-2359562_1920_edited.jpg

LEVANTAMIENTO DE CEJAS

(SUSPENSIÓN DE CEJAS)

La expresión facial es determinada por el contorno y posición de las cejas y boca. Las cejas proporcionan un marco a los ojos y así se completa la expresión de la cara. A pesar que con frecuencia no estamos conscientes de la posición de las cejas, si somos capaces de captar el estado de ánimo de las personas al apreciar la forma de las mismas. El descenso de las cejas ocurre como un proceso normal del envejecimiento.

El descenso lateral de las cejas es común y suele acompañarse por la acumulación de piel en el párpado superior. Con el tiempo, los músculos, piel y grasa sufren procesos de envejecimiento y de laxitud, así como pérdida de firmeza y tono que permiten que la ceja pierda su altura, ocasionando un aspecto de envejecimiento y rostro cansado, incluso en ocasiones puede empujar al párpado hacia abajo, ayudando de esta manera a la reducción del campo de visión.

La suspensión de cejas es el procedimiento quirúrgico que se realiza para elevar la cola de la ceja mejorando el contorno ocular, generando a nivel facial una expresión más alegre y juvenil.

¿Quiénes son candidatos?

 

La posición de las cejas es diferente entre hombres y mujeres. La ceja femenina juvenil se arquea con el punto más alto en una línea sagital al canto latera. La ceja debe estar por encima del reborde de la orbita. En general se puede decir que idealmente la ceja medial en una mujer se encuentra de 1 a 3 mm por encima del reborde orbitario y en el tercio lateral de 5 a 10 mm por encima de éste. Esto contrasta con una típica ceja masculina juvenil que debe estar en o ligeramente por encima del reborde orbitario en un arco de forma más horizontal o uniforme.

 

A diferencia de las alteraciones en la cara y el cuello, que se presentan con mayor frecuencia en pacientes después de los 45 años de edad, las preocupaciones estéticas en el tercio superior de la cara pueden ser evidentes en pacientes con 20 o 30 años, debido a predisposición genética. Se puede realizar la elevación de cejas en pacientes de cualquier edad, sanos o con padecimientos controlados, que presenten un descenso de ésta por debajo de los niveles mencionados. Generalmente este procedimiento se realiza aunado a otros, como pueden ser una blefaroplastía o una ritidectomía facial.

Antes de la cirugía

En la consulta inicial examinamos la región frontal y orbitaria del paciente, en donde encontramos la caída de la porción final de la ceja, la cual generalmente, se asocia a un pliegue cutáneo que cubre el surco palpebral superior y en ocasiones el globo ocular produciendo perturbaciones visuales. Se discutirán las posibilidades quirúrgicas, determinando cuál es la opción que más le conviene. Se comprobará su estado de salud incluyendo aquellos problemas que puedan complicar la cirugía, como la tensión arterial alta, los problemas de coagulación o de cicatrización. Es importante que comente si fuma o toma alguna medicación, especialmente aspirina®, anti-inflamatorios, vitamina E, corticos esteroides, así como algunas medicaciones naturistas como omega 3 y ginkgo biloba, ya que el consumo de todos estos pudiera ocasionar sangrados post quirúrgicos. Los fumadores deben dejar de fumar completamente al menos 3 semanas antes de la cirugía, para disminuir el riesgo de necrosis de la piel. Si decide someterse a este tipo de cirugía, se le explicará ampliamente las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los estudios pre operatorios que tendrá que realizarse, como prepararse para la cirugía, así como los riesgos y el costo de la intervención. No dude en preguntar todas las dudas que tenga, sobre todo aquellas relacionadas con sus expectativas y los resultados.

La cirugía

El levantamiento de las cejas se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente se puede realizarse bajo anestesia local con sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las características de cada paciente. Si se realiza con anestesia local con sedación, el paciente se siente relajado y las cejas y frente estarán insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación. El procedimiento suele durar de una a dos horas debido a los detalles que hay que considerar en el transoperatorio.

La colocación exacta de las incisiones y los pasos de la cirugía varían mucho según las estructuras de la cara y las necesidades de cada paciente. Sin embargo, normalmente éste procedimiento se puede realizar, al combinarse con una blefaroplastía superior, a través de la misma herida, también puede ser de manera directa haciendo la resección de la piel superior de la ceja o lo que es mas frecuente, realizándose a través de un abordaje coronal, haciendo un lifting de la zona temporal, donde el acceso a la ceja lo realizamos desde la frente a los costados del cuero cabelludo, pudiéndose realizar intra o pre pilosa, ocultando de ésta manera entre el pelo las incisiones, teniendo en cuenta que cuanto más cerca de la ceja se hace el corte, más efectivo y duradero es el procedimiento.

Después de la cirugía

Posterior a la cirugía, suele haber pocas molestias que se alivian fácilmente con la medicación prescrita. Tome estrictamente los medicamentos indicados, generalmente son analgésicos y antibióticos (para evitar infección). Es normal que existan ciertas zonas de la piel adormecidas; esta sensación desaparece en unas semanas o meses. Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía, para disminuir la inflamación. Si se le han colocado tubos de drenaje, éstos se retirarán en unos días; el vendaje, en caso de haber, se retiran entre el primero y el segundo día tras la suspensión. La mayoría de los pacientes que se someten a una suspensión de cejas se encuentran bien en 2 días, pero deben descansar durante la primera semana. Hay que evitar, por lo menos por un mes, actividades físicas fuertes, pintar el cabello, fumar, el uso de piscinas y saunas. La mayoría de los pacientes vuelven a sus actividades diarias entre los 5 y 7 días después de la cirugía. Los puntos generalmente son retirados dependiendo del abordaje realizado, si es a través de la herida de la blefaroplastía o si es de manera directa se realiza a los cinco días, en cambio si re realiza por abordaje coronal estos son retirados mas tarde, entre los 10 y 15 días. Al darse de alta se le darán indicaciones precisas sobre la manera de asear sus heridas. No dude preguntar cualquier duda o inquietud que tenga.

Signos de Alarma

Aumento del volumen en la frente o en la zona de las heridas, dolor que no cede con analgésicos, alteración en la coloración de la piel o ampollas en esta, visión borrosa permanente, vómito incontrolable, alteración de la respiración.

Complicaciones

Son pocas las condiciones médicas como enfermedades tiroideas, cardiovasculares, problemas circulatorios, diabetes, hipertensión arterial, ojo seco o glaucoma, que harían del levantamiento de cejas un procedimiento riesgoso. Sin embargo, si estas condiciones médicas están adecuadamente controladas y usted sigue adecuadamente las instrucciones e indicaciones que se le den, los riesgos y complicaciones son infrecuentes y mínimos. Pero siempre hay que tener en consideración que se pueden presentar las siguientes condiciones. Hematoma, que es la colección de sangre, por eso es importante que si tiene sangrados espontáneos, predisposición a los moretones o ingiere aspirina o vitamina E, lo comente. El riesgo de necrosis o muerte de la piel que se puede presentar aumenta si el paciente toma cortico esteroides o fuma, es por eso importante que el paciente deje de fumar por lo menos 3 semanas antes de la cirugía. Dependiendo del tipo de cicatrización algunos pacientes presenta cicatrices gruesas o ensanchadas y estos ameritarán tratamiento específico o retoques. Algunas otras posibles complicaciones son la lesión, casi siempre temporal, de los nervios sensitivos y/o motores de la región, la infección y las reacciones a la anestesia. Sin embargo como ya se comentó, se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones, tanto antes como después de la cirugía. 

Resultados y garantías

Es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo. Tenga en cuenta que cada persona tiene una anatomía específica, unas reacciones físicas y unas capacidades de curación distintas, y por tanto los resultados no son absolutamente predecibles. Sin embargo éstos en la mayoría de los casos son muy satisfactorios y se sentirá feliz, siempre y cuando comprenda que el resultado no es inmediato. Las cicatrices dependiendo del caso, quedarán disimuladas tras el pelo o en los pliegues naturales de la cara; en cualquier caso, irán disminuyendo con el tiempo haciéndose poco visibles.