body-5018055_1920.jpg

MANEJO DE HERIDAS Y ÁREAS CRUENTAS (ÚLCERAS)

Una herida se define como la pérdida de continuidad de la piel o mucosa producido por algún agente físico o químico. Un área cruenta es una herida que ha sufrido pérdida de tejidos como piel, grasa, músculo y hueso. Éstas suelen ser producidas en accidentes, agresiones, por una presión prolongada en la piel (úlceras) o por resecciones quirúrgicas programadas en pacientes con tumores que impliquen una resección de piel como parte de su tratamiento oncológico.

Dependiendo de la cantidad de piel, grasa, músculo y hueso perdidos, así como de la zona donde se localice ésta y de las necesidades particulares de cada persona, es el tipo de tratamiento que se realizará, el cuál puede ir desde un cierre simple, pasando por injertos de piel, colgajos locales o colgajos a distancia, hasta colgajos microquirúrgicos.

 

De igual manera, según el procedimiento realizado dependerá la estancia hospitalaria, los cuidados post operatorios y la necesidad de segundos procedimientos

Resultados