body-5018055_1920.jpg

CORRECCIÓN DE PÁRPADOS CAÍDOS (PTOSIS PALPEBRAL)

El párpado caído es un problema que, por lo general, puede darse por dos causas. Por un lado, hay que tener en cuenta que los antecedentes familiares juegan un papel importante en este problema de los ojos. Es decir, se puede tratar de una cuestión que sea heredada de los padres por una simple cuestión genética.

En estos casos, el origen del párpado caído se puede manifestar desde el nacimiento o aparecer en algún momento concreto a lo largo de la vida. Por otro lado, otra de las causas que pueden favorecer la aparición del párpado caído se puede encontrar en un mal funcionamiento del músculo que se encarga de elevar esta estructura y, en estos casos, lo más habitual es que sea debido al paso del tiempo.

Además, cuando el motivo de la aparición del párpado caído se deba a un problema en el músculo encargado de su movilidad y sujeción, hay que tener en cuenta que se puede deber a varios motivos. Por un lado, el envejecimiento normal de las estructuras del cuerpo (también el músculo palpebral) es una de las causas más comunes. Sin embargo, además de esta causa, la aparición del párpado caído también se puede deber a una simple falta de estímulo en el músculo, o a la aparición de un quiste o tumor en dicha zona.

Hay que tener en cuenta que existen dos aspectos que se tienen en cuenta a la hora de valorar si es necesaria la operación de párpado caído o no. Por un lado, hay que considerar que el párpado en cuestión pueda influir o dificultar la visión normal del paciente que está valorando la posibilidad de operarse. Aunque la ptosis o descenso permanente del párpado no es un problema que siempre moleste al paciente, existen casos en los que su presencia afecta de manera importante a la correcta visión de este, impidiéndole realizar las actividades diarias con normalidad.

Por otro lado, también existe la posibilidad de operar un párpado caído por cuestiones estéticas. En este caso, lo más habitual es que la operación se realice en uno de los párpados (cuando existe una diferencia marcada entre la caída natural de cada uno de los párpados). Cuando esto sucede, la operación estará enfocada a igualar la caída del párpado que presenta una caída excesiva con el que no. Por otro lado, en el caso de que los párpados caídos estén presentes en ambos ojos, la operación se llevará a cabo en los dos, con el fin de elevar ambos párpados para conseguir una mirada más joven y estética.

La ptosis, o párpado caído, es un problema ocular que se puede mejorar mediante cirugía. Esta operación permite recolocar el párpado en la posición adecuada y que el paciente recupere la normalidad en su ojo en pocas semanas.

Resultados