woman-2359562_1920_edited.jpg

CIRUGÍA DE MEJILLAS

(BICHATECTOMÍA)

Las bolsas de Bichat son dos bolsas de grasa encapsulada situadas en la región de la mejilla, una de cada lado; cada una de ellas tiene un volumen de alrededor de 4 cc y un peso de 4 gramos aproximadamente. A pesar de su pequeño tamaño, las bolsas de Bichat contribuyen a configurar un aspecto de llenura a las mejillas sobre todo en nuestra niñez, pero en la vida adulta y con el desarrollo del resto de las estructuras de la cara, su tamaño es menor proporcional a toda la cara, aunque siguen siendo más prominentes en algunas personas, dándole al rostro un aspecto más redondeado. Éstas se encuentran entre los músculos masetero y buccinador, muy cerca de las ramas zigomática y bucal del nervio facial, y del conducto de Stenon, por donde vacía su saliva hacia la boca, la glándula Parótida.

 

La Bichectomía es la cirugía en la que se extirpan estas bolsas, con la finalidad de lograr un efecto de rejuvenecimiento del rostro, así como afinar las mejillas y acentuar los pómulos, sobre todo en personas con rostros redondeados u ovalados.

 

¿Quiénes son candidatos?

 

El rostro ideal es el que tiene los pómulos turgentes, sin que las mejillas den un aspecto completamente redondo, ya que de esta manera se pierde la definición de estos y el borde de la mandíbula. La resección de las bolsas de Bichat (Bichatectomía) se realiza preferentemente en personas jóvenes, sanas, de entre 18 y 45 años, ya que posterior a estas edades hay una pérdida natural de la grasa y los resultados no sería tan atractivos. Generalmente este procedimiento se realiza aunado a otros, como pueden ser una rinoplastia o un aumento de mentón.

 

Antes de la cirugía

 

En la consulta inicial examinamos la conformación anatómica de su cara, así como el volumen en sus mejillas y la relación que guarda con sus pómulos. Se discutirán las posibilidades quirúrgicas, determinando cuál es la opción que más le conviene. Se comprobará su estado de salud incluyendo aquellos problemas que puedan complicar la cirugía, como la tensión arterial alta, los problemas de coagulación o de cicatrización. Es importante que comente si fuma o toma alguna medicación, especialmente aspirina®, anti-inflamatorios, vitamina E, corticos esteroides, así como algunas medicaciones naturistas como omega 3 y ginkgo biloba, ya que el consumo de todos estos pudiera ocasionar sangrados post quirúrgicos. Los fumadores deben dejar de fumar completamente al menos 3 semanas antes de la cirugía, para disminuir el riesgo de necrosis de la piel y mucosa Si decide someterse a este tipo de cirugía, se le explicará ampliamente las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los estudios pre operatorios que tendrá que realizarse, cómo prepararse para la cirugía, así como los riesgos y el costo de la intervención. No dude en preguntar todas las dudas que tenga, sobre todo aquellas relacionadas con sus expectativas y los resultados.

 

La cirugía

 

La Bichatectomía se realizará siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente se puede realizar bajo anestesia local o con local mas sedación, dependiendo de las características de cada paciente. Si se realiza con anestesia local mas sedación, el paciente se siente relajado y las mejillas estarán insensibles al dolor. El procedimiento suele durar de treinta a sesenta minutos.

 

Se realiza una incisión de aproximadamente de 1 a 1.5 cm en la mucosa oral, por dentro de la mejilla de cada lado, de esta manera no se deja cicatriz visible. Por esta herida se extraen las bolsas cuidando no lesionar las ramas faciales o el conducto de Stenon. La herida se deja abierta normalmente, para permitir la salida de líquido o sangre, cerrando sola en pocos días.

 

Después de la cirugía

 

Posterior a la cirugía, suele haber pocas molestias que se alivian fácilmente con la medicación prescrita. Tome estrictamente los medicamentos indicados, generalmente son analgésicos y antibióticos (para evitar infección), así como un enjuague bucal, para mantener aseada la herida. Es normal que exista inflamación en las mejillas, la cual puede disminuir con la aplicación de compresas frías en la zona, únicamente por las 72 horas posterior al procedimiento. Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía, esto también ayudará a disminuir la inflamación. La mayoría de los pacientes que se someten a una Bichatectomía se encuentran bien en 2 días, pero deben descansar durante la primera semana. Hay que evitar, por lo menos por un mes, actividades físicas fuertes, pintar el cabello, fumar, el uso de piscinas y saunas. La mayoría de los pacientes vuelven a sus actividades diarias entre los 2 o 3 días después de la cirugía. Al darse de alta se le darán indicaciones precisas sobre la manera de asear sus heridas, así como de los alimentos que debe evitar hasta que cierren éstas. No dude preguntar cualquier duda o inquietud que tenga.

Signos de Alarma.

 

Aumento del volumen en las mejillas, dolor que no cede con analgésicos, alteración en la coloración de la piel o ampollas en esta, vómito incontrolable y alteración de la respiración.

 

Complicaciones

 

Son pocas las condiciones médicas como enfermedades tiroideas, cardiovasculares, problemas circulatorios, diabetes, hipertensión arterial, que harían de la Bichatectomía un procedimiento riesgoso. Sin embargo, si estas condiciones médicas están adecuadamente controladas y usted sigue adecuadamente las instrucciones e indicaciones que se le den, los riesgos y complicaciones son infrecuentes y mínimos. Pero siempre hay que tener en consideración que se pueden presentar las siguientes condiciones. Hematoma, que es la colección de sangre, por eso es importante que, si tiene sangrados espontáneos, predisposición a los moretones o ingiere aspirina o vitamina E, lo comente. El riesgo de necrosis o muerte de la piel y mucosas que se pueden presentar aumenta si el paciente toma cortico esteroides o fuma, es por eso importante que el paciente deje de fumar por lo menos 3 semanas antes de la cirugía. Algunas otras posibles complicaciones son la lesión, casi siempre temporal, de las ramas nerviosas motoras de la boca, también puede presentarse lesión del conducto de Stenon, ocasionando un acúmulo de saliva dentro de la mejilla que ameritará manejo del mismo. Otras complicaciones pudieran ser la infección y las reacciones a la anestesia. Sin embargo, como ya se comentó, se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones, tanto antes como después de la cirugía. 

 

Resultados y garantías

 

Es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo. Tenga en cuenta que cada persona tiene una anatomía específica, unas reacciones físicas y unas capacidades de curación distintas, y por tanto los resultados no son absolutamente predecibles. Sin embargo, éstos en la mayoría de los casos son muy satisfactorios y se sentirá feliz, siempre y cuando comprenda que el resultado no es inmediato.