sensual-2335873_1920.jpg

AUMENTO DE PECTORALES

Es la colocación de implantes o prótesis para aumentar el volumen y tamaño de los músculos pectorales. Para algunos hombres que trabajan la musculatura de su cuerpo a través del ejercicio físico, resulta frustrante ver que, pese al entrenamiento y las rutinas con pesas, los músculos pectorales no se desarrollan como se desea. Algunos individuos presentan desarrollo muscular defectuoso del músculo pectoral y éste no crece de forma adecuada. Para estos pacientes con deformidades leves torácicas como pecho excavado y ausencia congénita de músculos pectorales, la colocación de implantes pectorales puede resultar útil para corregir estas deformidades.

 

¿Quiénes son candidatos?

 

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de colocación de implantes de pectorales son aquellas personas sanas, que hayan completado su crecimiento, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Generalmente, se elige colocar estos implantes para mejorar esta zona del cuerpo porque las áreas no son simétricas, o un área no se ha desarrollado bien, también puede ser que la estructura ósea o muscular de esta zona se haya visto reducida debido a una enfermedad o se haya perdido volumen debido al proceso normal de envejecimiento. O simplemente, para aquellas personas que les resulta imposible crear el desarrollo de pectorales que desean, incluso entrenando intensivamente. Los implantes para definir el contorno pectoral mejoran o acentúan el aspecto del contorno del cuerpo y el volumen muscular.

 

Antes de la cirugía

 

Durante la primera consulta, se evaluará el tamaño y la forma de los músculos pectorales, la firmeza de la piel y su estado general de salud, se realizará además una exploración física para determinar la presencia de ginecomastia o exceso de grasa en la región torácica. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, así como los tipos de implantes, también se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su pectorales y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que le podamos mostrar las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

 

Al comprobar su estado de salud debe incluir aquellos problemas que puedan complicar la cirugía, como la tensión arterial alta, los problemas de coagulación o de cicatrización. Es importante que comente si fuma o toma alguna medicación, especialmente aspirina®, anti-inflamatorios, vitamina E, corticos esteroides, así como algunas medicaciones naturistas como omega 3 y ginkgo biloba, ya que el consumo de todos estos pudiera ocasionar sangrados post quirúrgicos. Los pacientes fumadores deben dejar de fumar completamente al menos 3 semanas antes de la cirugía, para disminuir el riesgo de necrosis de la piel. Se le explicará ampliamente el tipo de anestesia que se empleará, dónde se realizará la cirugía, los estudios pre operatorios que tendrá que realizarse, como prepararse para la cirugía, así como los riesgos y el costo de la intervención. No dude en preguntar todas las dudas que tenga, sobre todo aquellas relacionadas con sus expectativas y los resultados.

 

La cirugía

 

La colocación de implantes pectorales se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente se efectúa bajo anestesia general en donde el paciente se encuentra completamente dormido durante la operación. El procedimiento suele durar de dos a tres horas dependiendo de los detalles que se tengan que considerar en el transoperatorio.

 

Las incisiones se realizan en el pliegue de la axila. Luego, se crea una cavidad del tamaño suficiente para colocar los implantes entre los músculos pectoral mayor y pectoral menor, posiblemente se coloquen tubos de drenajes para que salga el líquido mientras se produce la cicatrización y posteriormente se introducen los implantes. Al colocarse entre el tejido muscular, los implantes quedarán ocultos, y el resultado será un aspecto natural. Una vez que cada implante se encuentre ubicado, se verificará que luzcan naturales y que ambos se vean simétricos. A continuación, se cierra la incisión con suturas y se coloca un chaleco de compresión sobre la zona tratada.

 

Después de la cirugía

 

Posterior a la cirugía, suele haber pocas molestias que se alivian fácilmente con la medicación prescrita. Tome estrictamente los medicamentos indicados, generalmente son analgésicos y antibióticos (para evitar infección). Es normal que existan ciertas zonas de la piel adormecidas; esta sensación desaparece en unas semanas o meses. Deberá utilizar las 24 horas del día, por mes y medio, un chaleco especial para dar la mejor modelación a sus pectorales mientras cicatriza internamente; además éste le limitará el dolor. No debe realizar ninguna actividad física intensa por aproximadamente un mes, así también, debe dormir únicamente boca arriba por 3 a 4 semanas. Si se le han colocado tubos de drenaje, éstos se retirarán en unos días. La mayoría de los pacientes que se someten a este tipo de procedimiento se encuentran bien en 3 días, pero deben descansar durante la primera semana o semana y media. También debe evitar, por lo menos por cuatro a seis semanas, fumar, el uso de piscinas y saunas. La mayoría de los pacientes vuelven a sus actividades diarias a los 15 días después de la cirugía. Los puntos que no se absorban solos, generalmente son retirados entre los 10 y 15 días. Al darse de alta se le darán indicaciones precisas sobre la manera de asear sus heridas. Se le recomendará la realización de masajes post operatorios con aparatos especiales para mejorar el resultado obtenido. No dude preguntar cualquier duda o inquietud que tenga.

 

Signos de Alarma

 

Aumento del volumen en la región pectoral, dolor que no cede con analgésicos, alteración en la coloración de la piel o ampollas en ésta, fiebre, salida de pus por las heridas, vómito incontrolable o alteración en la respiración.

 

Complicaciones

 

Son pocas las condiciones médicas como enfermedades tiroideas, cardiovasculares, problemas circulatorios, diabetes o hipertensión arterial, que harían de la colocación de implantes pectorales un procedimiento riesgoso. Sin embargo, si estas condiciones médicas están adecuadamente controladas y usted sigue de manera precisa las instrucciones e indicaciones que se le den, los riesgos y complicaciones son infrecuentes y mínimos. Pero siempre hay que tener en consideración que se pueden presentar las siguientes condiciones. Hematoma, que es la colección de sangre, por eso es importante que, si tiene sangrados espontáneos, predisposición a los moretones o ingiere aspirina o vitamina E, lo comente. El riesgo de necrosis o muerte de la piel que se puede presentar aumenta si el paciente toma cortico esteroides o fuma, es por eso importante que el paciente deje de fumar por lo menos 3 semanas antes de la cirugía. Dependiendo del tipo de cicatrización algunos pacientes presenta cicatrices gruesas o ensanchadas y estos ameritarán tratamiento específico o retoques. Algunas otras posibles complicaciones son la contractura capsular, donde el tejido cicatrizal que se forma alrededor del implante, se vuelve duro y altera la forma de su pectoral, este tipo de complicación es una reacción que depende del organismo de cada paciente y puede requerir tratamiento quirúrgico e incluso el recambio del implante. También puede existir la formación de seromas, la infección y las reacciones a la anestesia. Sin embargo, como ya se comentó, se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones, tanto antes como después de la cirugía. 

 

Resultados y garantías

 

Es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo. Tenga en cuenta que cada persona tiene una anatomía específica, unas reacciones físicas y unas capacidades de curación distintas, y por tanto los resultados no son absolutamente predecibles. Sin embargo, éstos en la mayoría de los casos son muy satisfactorios y se sentirá feliz, siempre y cuando comprenda que el resultado no es inmediato. Las cicatrices quedarán disimuladas en la axila e irán disminuyendo con el tiempo, haciéndose poco visibles.