sensual-2335873_1920.jpg

CIRUGÍA DE ABDOMEN (ABDOMINOPLASTÍA O DERMOLIPECTOMÍA)

La abdominoplastía es la operación consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal, así como en la corrección de la flaccidez muscular. Esta situación de exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos. La abdominoplastía consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

 

¿Quiénes son candidatos?

 

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastía son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. También puede mejorar la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada. Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste. Sin embargo, no altera el desarrollo del bebé. Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada o las cicatrices pueden cambiar de posición. Este procedimiento genera una cicatriz transversa a nivel abdominal inferior que puede ir de cadera a cadera, de tal forma que queda escondida dentro del vestido de baño o ropa interior. Algunas cicatrices y estrías por debajo del ombligo pueden desaparecer en el segmento de piel y grasa que se elimina

 

Antes de la cirugía

 

La Abdominoplastía se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente se efectúa bajo anestesia general en donde el paciente se encuentra completamente dormido durante la operación. El procedimiento suele durar de dos a tres horas dependiendo de los detalles que se tengan que considerar en el transoperatorio.

 

La abdominoplastía se realiza a través de una incisión que va de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor. En la mini-abdominoplastía se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo, que en algunos casos puede ser descendido al estirar la piel.

 

A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos rectos abdominales. Estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpada; el ombligo se coloca en su nueva posición. Finalmente se coloca un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida y se realizan las suturas. En la mini-abdominoplastía, la piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

 

Normalmente este procedimiento suele acompañarse de liposucción, ya sea únicamente de los lados del abdomen o de manera circunferencial, esto para obtener un mejor contorno. Una vez terminado el procedimiento se colocará un vendaje para cubrir las heridas.

 

La cirugía

 

El aumento mamario se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente se realiza bajo anestesia general en donde el paciente se encuentra completamente dormido durante la operación. El procedimiento suele durar de dos a tres horas dependiendo de los detalles que se tengan que considerar en el transoperatorio.

 

Existen varios abordajes para la colocación de las prótesis. Estas se pueden poner por abordaje peri areolar, es decir, por el borde inferior de la areola; por incisión infra mamaria en la cual se ubica la herida en el pliegue inferior del seno y, finalmente, axilar en la cual se ingresa la prótesis por el pliegue de la axila. En cuanto al plano en que se realiza el bolsillo donde se ubicará la prótesis puede ser retro glandular, es decir exactamente detrás de la glándula mamaria; retro pectoral o submuscular parcial, que quiere decir detrás del musculo pectoral, submuscular total, que se realiza utilizando otros músculos de la pared torácica a parte del pectoral, para cubrir en su totalidad la prótesis, y finalmente en plano dual, en el cual la prótesis se coloca una parte subglandular y una parte submuscular.

 

Después de la cirugía

 

Posterior a la cirugía, suele haber pocas molestias que se alivian fácilmente con la medicación prescrita. Tome estrictamente los medicamentos indicados, generalmente son analgésicos y antibióticos (para evitar infección). Es normal que existan ciertas zonas de la piel adormecidas; esta sensación desaparece en unas semanas o meses. Deberá utilizar las 24 horas del día, por mes y medio, un brassier especial para dar la mejor modelación a sus senos mientras cicatrizan internamente; además éste le limitará el dolor, en algunos casos también tendrá que utilizar una banda estabilizadora por el mismo tiempo. No debe realizar ninguna actividad física intensa por aproximadamente un mes, así también, debe dormir únicamente boca arriba por 3 a 4 semanas. Si se le han colocado tubos de drenaje, éstos se retirarán en unos días. La mayoría de los pacientes que se someten a un aumento mamario se encuentran bien en 2 días, pero deben descansar durante la primera semana o semana y media. También debe evitar, por lo menos por cuatro a seis semanas, pintar el cabello, fumar, el uso de piscinas y saunas. La mayoría de los pacientes vuelven a sus actividades diarias entre los 7 y 10 días después de la cirugía. Los puntos que no se absorban generalmente son retirados entre los 10 y 15 días. Al darse de alta se le darán indicaciones precisas sobre la manera de asear sus heridas. Se le recomendará la realización de masajes post operatorios con aparatos especiales para mejorar el resultado obtenido. No dude preguntar cualquier duda o inquietud que tenga.

 

Signos de Alarma

 

Aumento del volumen en el abdomen, dolor que no cede con analgésicos, alteración en la coloración de la piel o ampollas en ésta, fiebre, salida de pus por las heridas, vómito incontrolable o alteración en la respiración.

 

Complicaciones

 

Son pocas las condiciones médicas como enfermedades tiroideas, cardiovasculares, problemas circulatorios, várices, diabetes o hipertensión arterial, que harían de la abdominoplastía un procedimiento riesgoso. Sin embargo, si estas condiciones médicas están adecuadamente controladas y usted sigue de manera precisa las instrucciones e indicaciones que se le den, los riesgos y complicaciones son infrecuentes y mínimos. Pero siempre hay que tener en consideración que se pueden presentar las siguientes condiciones. Hematoma, que es la colección de sangre, por eso es importante que, si tiene sangrados espontáneos, predisposición a los moretones o ingiere aspirina o vitamina E, lo comente. El riesgo de necrosis o muerte de la piel que se puede presentar aumenta si el paciente toma cortico esteroides o fuma, es por eso importante que el paciente deje de fumar por lo menos 3 semanas antes de la cirugía. Dependiendo del tipo de cicatrización algunos pacientes presenta cicatrices gruesas o ensanchadas y estos ameritaran tratamiento específico o retoques. Alguna otra posible complicación son los trombos venosos, los cuales se previenen moviendo las piernas y levantándose tan pronto como lo permita la cirugía. También pudiera existir la formación de seromas, la infección y las reacciones a la anestesia. Sin embargo, como ya se comentó, se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones, tanto antes como después de la cirugía. 

 

Resultados y garantías

 

Es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo. Tenga en cuenta que cada persona tiene una anatomía específica, unas reacciones físicas y unas capacidades de curación distintas, y por tanto los resultados no son absolutamente predecibles. Sin embargo, éstos en la mayoría de los casos son muy satisfactorios y se sentirá feliz, siempre y cuando comprenda que el resultado no es inmediato. Las cicatrices quedarán ocultas debajo de su ropa interior e irán disminuyendo con el tiempo, haciéndose poco visibles.